STILTON EN EL SOTOMAYOR

EL MISTERIO DEL QUESO EN LAS MOCHILAS DE 5ºC


Geronimo Stilton y el paquete musterioso

Al rato le llamó una persona desconocida, haciéndose pasar por Tea Stilton (su hermana). Le dijo que se fuera a las 7:00 de la madrugada, al callejón más "chungo" de la ciudad.

La rata Perséfone, su enemiga, se encontró con Gerónimo en el callejón con un antifaz por lo que él se asustó.

Pasado el tiempo, se fueron acercando al callejón más enemigos de Gerónimo Stilton, él se iba asustando cada vez más (porque era un poco miedica). De repente apareció Tea Stilton (la verdadera, no la falsa) y se sorprendió al ver que estaba allí, ya que la otra le había dicho por teléfono que no iba a poder venir con él .

Gerónimo dijo :

-Pero...¿tú no me habías dicho que no ibas a venir?

Tea respondió:

-¿Yo? Pero si hoy no he hablado contigo.

Geronimo exclamó:

-Tu me has dicho que no ibas a venir.

Tea exclamó:

-No sé qué está pasando pero ahora ¡hay que encargarse de ellos!

Así que lucharon pero había un problema: ¡ tenían capucha !, así que

decidieron encontrar al culpable.

Gerónimo Stilton y Tea decidieron encontrar al culpable contratando detectives y espías, pero .... Al día siguiente Tea descubrió que había una Tea falsa, pero, cuando contrataron a los espías y detectives le dijeron a Gerónimo que eran los súbditos del culpable de todo esto.

Gerónimo salió corriendo a buscar a Tea, pero se encontró a la falsa Tea, Gerónimo no lo sabía , así que se lo contó todo.

Tea se enteró y un dia la derrotaron y descubrió donde estaba su guarida y corriendo fue a contárselo a su hermano.

Al día siguiente fueron a su guarida, y tras una larga batalla derrotaron a los encapuchados. Pero todavía quedaba la rata Perséfone y yendo de camino a casa se la encontraron en el callejón y de pronto se metió por las alcantarillas y la empezaron a perseguir hasta alcanzarla y le preguntaron qué hacía ahí, la cual respondió:

-No tengo por qué decírtelo.

Acto seguido se fue corriendo y huyó hasta desaparecer de su vista.

Recibieron una inesperada llamada de ella y dijo:

-Me rindo, vosotros ganáis.

-¿Pero por qué te rindes? - Preguntó Stilton

-Porque la policía me ha detenido, acabé delante de la comisaría. -Respondió la rata Perséfone



...Y después de mucho ratonear, Gerónimo subió a su despacho; y allí, el 13 de noviembre del año 2.000, esperaba a sus colaboradores: a la aventurera de Tea, a la presumida Colette, al pequeño Benjamín, a la ingeniosa Pamela, a la curiosa y culta Violet, al gracioso Trampita, al tacaño Torcuato, a la tímida Paulina que siempre anda metida en líos, la malvada Sally Ratone que siempre contradice a Gerónimo en sus noticias y a la aventurera y deportista Nicky. Cada uno vivía en un lugar distinto de la ciudad, y, fueron llegando uno a uno a la redacción del "Eco del Roedor"; excepto Sally que muy temprano se dirigió a "La Gaceta del Ratón". Todos reunidos comentaron la noticia del día anterior: "Unos niños habían cogido un mapa que encontraron en el suelo del gimnasio de su colegio. En el mapa había dibujado una isla con el nombre de "Caravela", y, señalaba una cruz en dirección norte. La isla estaba situada en el Mar de la Sangre, cerca de la península de Asia. Llamada así porque hay muchos tiburones blancos nadando alrededor de Isla Caravela. Gerónimo y sus colaboradores se preguntaban el significado de la cruz... Violet, con voz misteriosa, dijo a sus compañeros: 

-Seguro que será un cofre que guarda un tesoro.

Y siguieron hablando sobre la desaparición de los niño, en la que se comentaba en La Gaceta del Ratón. Y posiblemente secuestrados por unas personas que los estaban espiando. Tea, la hermana de Gerónimo, propuso en su club buscar a los niños desaparecidos. Colocaron en la calle carteles anunciando la desaparición de los niños junto a una foto de ellos. También pusieron anuncios en diferentes periódicos, en la radio, en la tele y en la redes sociales. Un hombre que iba paseando por la calle, vio el cartel pegado a una farola, y, observó detenidamente la foto de los niños. Entonces, recordó haber visto a estos niños en algún lugar. Estuvo dándole vueltas a la cabeza... Tras mucho pensar, le vino la imagen de los niños... Creía recordar haberlos visto en un bosque a las afuera de la ciudad. Los niños parecían hambrientos, cansados, sucios y desorientados. El hombre colaboró, de forma desinteresada, con el club de Tea y llamó al número 190 770 110, informando de haber visto a los niños en aquel bosque.

El club de Tea se puso en marcha y fueron a explorar el bosque. Allí, en el bosque, encontraron a los niños asustados y llorando, escondidos detrás de unos arbustos. Tea y su club los rescataron y los llevaron a sus casas con sus familias. Y colorín colorado, este ratocuento se ha redactado.

Fin ...





Stilton en la clase de 3º A. 

...Y después de mucho ratonear, Gerónimo subió a su despacho; y allí, el 13 de noviembre del año 2.000, esperaba a sus colaboradores: a la aventurera de Tea, a la presumida Colette, al pequeño Benjamín, a la ingeniosa Pamela, a la curiosa y culta Violet, al gracioso Trampita, al tacaño Torcuato, a la tímida Paulina que siempre anda metida en líos, la malvada Sally Ratone que siempre contradice a Gerónimo en sus noticias y a la aventurera y deportista Nicky. Cada uno vivía en un lugar distinto de la ciudad, y, fueron llegando uno a uno a la redacción del "Eco del Roedor"; excepto Sally que muy temprano se dirigió a "La Gaceta del Ratón". Todos reunidos comentaron la noticia del día anterior: "Unos niños habían cogido un mapa que encontraron en el suelo del gimnasio de su colegio. En el mapa había dibujado una isla con el nombre de "Caravela", y, señalaba una cruz en dirección norte. La isla estaba situada en el Mar de la Sangre, cerca de la península de Asia. Llamada así porque hay muchos tiburones blancos nadando alrededor de Isla Caravela. Gerónimo y sus colaboradores se preguntaban el significado de la cruz... Violet, con voz misteriosa, dijo a sus compañeros:

-Seguro que será un cofre que guarda un tesoro.

Y siguieron hablando sobre la desaparición de los niño, en la que se comentaba en La Gaceta del Ratón. Y posiblemente secuestrados por unas personas que los estaban espiando. Tea, la hermana de Gerónimo, propuso en su club buscar a los niños desaparecidos. Colocaron en la calle carteles anunciando la desaparición de los niños junto a una foto de ellos. También pusieron anuncios en diferentes periódicos, en la radio, en la tele y en la redes sociales. Un hombre que iba paseando por la calle, vio el cartel pegado a una farola, y, observó detenidamente la foto de los niños. Entonces, recordó haber visto a estos niños en algún lugar. Estuvo dándole vueltas a la cabeza... Tras mucho pensar, le vino la imagen de los niños... Creía recordar haberlos visto en un bosque a las afuera de la ciudad. Los niños parecían hambrientos, cansados, sucios y desorientados. El hombre colaboró, de forma desinteresada, con el club de Tea y llamó al número 190 770 110, informando de haber visto a los niños en aquel bosque.

El club de Tea se puso en marcha y fueron a explorar el bosque. Allí, en el bosque, encontraron a los niños asustados y llorando, escondidos detrás de unos arbustos. Tea y su club los rescataron y los llevaron a sus casas con sus familias. Y colorín colorado, este ratocuento se ha redactado.

Fin ...

STILTON EN CLASE DE 5º B

Era un día soleado. En la clase de 5º B estábamos haciendo un exámen. Cuando terminamos sonó la puerta. Todos creíamos que era la profesora de música, que como todos los miércoles a las once venía con algo de retraso. Pero cuando abrimos la puerta apareció una silueta reconocible, con un chaleco verde, pantalones verdes, camisa blanca, corbata roja y unas gafas. ¡Era Gerónimo Stilton!

Nos contó que había encontrado un mapa y una llave, que se trataba de que tenía que localizar el "Ratón de oro", una reliquia perdida de los ratones "indígenas".Todos nos quedamos asombrados porque, por lo visto, las pistas del mapa señalaban a nuestra clase. Pero el problema era que había que encontrarlo antes que Sally, la propietaria de la Gaceta del Ratón.

Gerónimo leyó una pista que decía: "si el Ratón de oro quieres encontrar por una trampilla verás pasar y por la puerta de un templo en ruinas entrarás". Todos emocionados y pensativos a la vez empezamos a buscar la trampilla. De repente Geronimo vió en su mapa que en un mueble de la clase había una "x". Todos buscamos y buscamos pero no había nada. Entonces se nos ocurrió la idea de mover el mueble. ¡Encontramos la trampilla! Emocionados entramos por ella y cuando llegamos, un gran paisaje nos asombraba con unos árboles grandes y flores por los alrededores. Encontramos el templo y entramos, aunque estaba lleno de trampas. Al fondo encontramos un baúl y con la llave lo abrimos. ¡El ratón de oro estaba allí!

De vuelta a clase nos despedimos de Gerónimo y el nos dio las gracias y desde aquel momento seguimos contando esa gran aventura.

Y si este cuento te a gustado, lo siento pero se ha acabado

FIN


STILTON EN 5ºB. 

En un lugar de Jerez de los Caballeros, el colegio Sotomayor y Terrazas, sucedió algo increíble en la clase de 5ºB.

En la Semana del Libro, los alumnos de 5ºB fueron visitados por un ratón llamado Gerónimo Stilton. Apareció como por arte de magia saliendo de la pizarra digital, debido a un problema en la página web. Nos explicó que una malvada bruja le había echado de la ciudad de Ratonia y nos pidió ayuda para vencerla. Probamos con todo para entrar en su mundo, pero no lo conseguimos. Gerónimo Stilton nos dijo que a la malvada bruja no le gustaba leer. Para volver a su mundo, Gerónimo tuvo la idea de reparar el ordenador. Cuando lo consiguió, se abrió una puerta mágica en la PDI y la puerta mágica nos habló. Nos dijo que solo podían pasar seis personas para trasladarlas a Ratonia. Fueron Carla, Sergio, José Carmelo, Sheila, Pablo y Gerónimo Stilto

Cuando entramos en Ratonia fuimos a conocer a la familia de Gerónimo Stilton. Nos presentó a Tea, Benjamín, Trampita y a Pandora. Cuando a la familia de Gerónimo Stilton le contamos el problema de la bruja, nos quisieron ayudar. Llegamos a su guarida y Tea logró derribar la puerta.



LA VUELTA DE 

STILTON EN CLASE DE 5º B            

Los alumnos de 5ºB estaban dando clase. De pronto llamaron a la puerta. Cuando la abrimos apareció Gerónimo Stilton. Él movió la pizarra y descubrimos un pasadizo secreto por el que nos invitó a entrar, bajamos las escaleras y encontramos una biblioteca abandonada. Estaba toda la colección de libros de Gerónimo, además estaba Tea Stilton. Los libros de Tea se colocaban al lado de los de Gerónimo. Entonces nos pusimos a leer sus libros. Cuando terminamos de leer, Gerónimo nos dijo: ¡ Vamos a seguir explorando el cole y sus secretos ocultos ! 

Seguimos explorando y encontramos un túnel que daba a un lugar donde había un tesoro escondido.

Abrimos el tesoro y encontramos la máquina de escribir con la que ellos escribían sus libros. Cuando salimos del túnel nuestras madres nos estaban esperando para irnos a casa. Al día siguiente nos estaban esperando Gerónimo y su familia vinieron a seguir explorando con nosotros. Por suerte nuestro maestro no vino y pudimos irnos con Gerónimo, con Tea y con Trampita. Trampita quería ir a la feria del queso y a la feria del jamón.

Al final tuvimos que llevarle a comer queso y jamón. Trampita no se quería ir pero nos tuvimos que ir al colegio. El equipo directivo descubrió parte de la familia Stilton, lo quisieron entrevistar. Fueron dos horas de entrevista. Ya era muy tarde y se fue cada uno a su casa.

FIN



STILTON EN 5ºB

En busca de los libros.

Cierto día lluvioso estábamos en clase, hubo un apagón y tuvimos que llamar a Gerónimo Stilton. Un rato después llamaron a la puerta, abrimos y era Gerónimo Stilton y nos explicó que era el reportero del Eco del Roedor.

- Hola, soy Gerónimo y vengo para entrevistaros a vosotros, a 5º B. Le dijimos: estás aquí porque ha desaparecido toda la colección de tus libros. Estuvo preguntándonos a todos los alumnos. Un alumno nos dijo que en ese momento hubo un apagón que duró 20 minutos. Cuando recibimos esa información me fui directamente a investigar el robo.

Cuando llegué me encontré a mi hermana Tea Stilton, a mi primo Trampita y a mi sobrino Benjamín. Tea me dijo: - ¿podemos ayudar en la investigación? Y dije que sí. Después de investigar toda la clase juntos, encontramos una pista


Stilton en la clase de 4ºA"

Una mañana en el colegio Sotomayor y Terrazas, de Jerez de los Caballeros, llegó una nueva visita, era Gerónimo Stilton. Llegó con su hermana, Tea, y su sobrino, Benjamín.

Habían venido a ver cómo estaba el colegio. Iban conociendo a los niños de cada clase y les encantó, especialmente, la clase de 4º A, porque eran unos niños y niñas muy agradables y simpáticos. Pero, cuando llegaron a la biblioteca se dieron cuenta de que no había ordenadores. Entonces fueron a la clase de 4º A; y, les contaron que en la biblioteca no había ningún ordenador.

Gerónimo Stilton, ladeó la cabeza y se quedó mirando el techo, en ese momento todos los niños se dieron cuenta de que Gerónimo empezó a sospechar que algo no iba bien. Gerónimo empezó a investigar, y pidió a los alumnos y alumnas de 4º A su ayuda para intentar revelar el misterio de los ordenadores.

Empezaron buscando por todo el colegio, clase por clase en busca de los ordenadores. De repente, se dieron cuenta de una cosa, encontraron el cable de unos de los ordenadores que estaba tirado en el pasillo de sexto hasta las escaleras del patio. Apreciaron que bajando las escaleras había huellas de zapatos, y, por un momento, vieron a un hombre vestido de conserje que iba hacia el salón de actos. Gerónimo sospechó e intentó seguirlo pero se le escapó. Se escapó, pero no se llevó todo con él, ya que se le cayó un trozo de papel del bolsillo. Lo cogimos y echamos un vistazo, resultaba que era un mapa del colegio dónde se señalaba un sitio subterráneo, debajo del arenero del patio de infantil que se accedía por una especie de tubo que tenía un botón secreto. Pero no iba a ser tan fácil, el botón estaba escondido en algún sitio del colegio, por lo que llamaron a los niños de infantil para que les ayudasen a buscar dicho botón. Empezaron a buscarlo por todas las aulas, fuimos al comedor, al despacho de Ángela, el cuarto de la fotocopiadora, etc. Íbamos de camino a secretaría y, cuando estábamos llegando, de repente, el conserje ve que teníamos su mapa he intentó quitárnoslo. Gerónimo le agarró del brazo, pero se escapó. Lo seguimos pero iba muy rápido y lo perdimos de vista. Cuando salió corriendo el conserje se le cayó la gorra debajo de las escaleras de 4, y siguió dejando huellas hasta la fotocopiadora.

Allí cogió papel y se limpió los zapatos, ¡ya no podíamos seguir sus huellas!

De repente, escuchamos una voz: ¡eh, chicos venid!, era el sobrino de Gerónimo, creía que había encontrado el botón secreto. Fuimos a la sala de profesores corriendo, allí vimos que había un libro distinto a los demás. Tiramos de él y, a la vez, se abrió una baldosa en la que había una pista <<Si al botón queréis llegar, dónde hay muchas historias lo encontraréis>>. ¡Lo tengo!, exclamó Tea, la hermana de Gerónimo, ¡la biblioteca! ¡venga, vamos!

Allí no había nada, no encontramos nada extraño. Como el sobrino de Gerónimo era muy pillo, se fue a la biblioteca pequeña y, detrás de una estantería había otra pista. Llamó a los demás y leyó el contenido de la siguiente en voz alta: <<en la biblioteca grande el botón estará en un número que tendrás que averiguar. 1x2+6, ese es el número. Lo pondréis en una máquina que hace cuentas>>. Nos quedamos pensando, cuando nos acordamos de ¡la calculadora! Fuimos a la biblioteca y nos salió el número 8. Un tablón del suelo se levantó, ¡era el botón! Le dimos y fuimos por un tubo que apareció en el suelo. Llegamos a una habitación extraña dónde estaban los ordenadores, pero... ¡estaba el conserje! Nos atrapó a todos en una jaula.

¡Oh, no! Exclamó Gerónimo Stilton, ¡Es Deivy Jonsguold, mi archienemigo! Deivy Jonsguold, tenía muchos celos de Gerónimo, por eso quería vengarse, él quería ser rico, multimillonario. Gerónimo se puso a planear, entonces vio un palo y ató su corbata a él, le quito las llaves a Daivy de su bolsillo trasero.

Nos liberó a todos y Gerónimo, le dio en la cabeza con el palo a Daivy, que se mareó y aprovechó, Gerónimo, para encerrarlo en la jaula. Daivy fue entregado a la policía.

Los ordenadores fueron llevados a la biblioteca y todos/as los alumnos/as le dieron las gracias por su ayuda a Gerónimo, su hermana, Tea, y su sobrino.

Y así, acaba otra maravillosa historia de Gerónimo, ya estaban preparados para volver a su país, Ratonia.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

FIN


Stilton en la clase de 4ºB

En un día tormentoso, Gerónimo Stilton, regresaba a su país, Ratonia. Había tormenta, después de un fuerte trueno, cayó un rayo en el helicóptero, y éste empezó a descender poco a poco. Justamente era en la hora del recreo, salimos al pasillo y vimos caer algo en el patio. Bajamos allí y vimos que era Gerónimo Stilton el que salía del helicóptero accidentado, ayudamos en todo lo que pudimos, con nuestra ropa le hicimos prendas de su tamaño, también le dimos comida.

Después vino la calma y se fue la tormenta. Gerónimo nos pidió si le podíamos enseñar el colegio. Le hicimos un hueco en la biblioteca, con camas y con un escritorio para escribir. Allí se asombró mucho al ver sus libros ¡se puso colorado!

Para sorpresa de Gerónimo, apareció su mejor amiga, Floridiana. Vino del Reino de la Fantasía, porque se enteró de que Gerónimo estaba en nuestro colegio. Y, como a Floridiana le encantaban los niños no dudó ni un momento en venir al colegio a vernos y a ver a su amigo.

Floridiana se quedó tres días con nosotros y, en esos tres días, le enseñamos el colegio. Cuando pasaron estos tres días, Floridiana se fue al Reino de la Fantasía. Y nos despedimos de ella.

En el rincón de la biblioteca, Gerónimo escribía un montón de libros para nosotros.

Llegó la hora de que Gerónimo se fuera a su país, Ratonia, nos dio un libro que había escrito sobre 4ºB.

Gerónimo no esperaba una sorpresa que le teníamos preparada, nos pusimos todos los compañeros/as de acuerdo, y no nos conformamos con arreglarle el helicóptero, sino que le hicimos uno mucho mejor del que tenía.

Él se quería quedar pero no podía. Cuando llegó a Ratonia, corrió a contar a todos los ciudadanos de su país que había estado en el colegio Sotomayor y Terrazas. Y, algunos de los ciudadanos, decidieron venir a visitarnos. Les enseñamos dónde acogimos a Gerónimo, y les mostramos todos los libros que escribió durante el tiempo que estuvo con nosotros.

Entonces desde la multitud de ratones, se asomó su sobrinito preferido, Benjamín, que estaba muy contento de poder venir a visitar el sitio donde habían acogido tan bien a su tío Gerónimo. Les enseñamos a todos el colegio y se lo pasaron muy bien.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

FIN


Stilton en la clase de 3ºB

Era una mañana calurosa del mes de Abril, cuando se nos ocurrió invitar a Geronimo Stilton para recoger un premio en nuestro cole, ya que sus aventuras son las más leídas por nosotros. ¡Por mil quesos de bola! Cuál sería nuestra sorpresa que, a los pocos días, recibimos un gmail aceptando nuestra invitación.

Esta fue la carta que le enviamos a la redacción del periódico "Eco del Roedor".

Jerez, 18 de abril de 2017

Estimado Sr. Geronimo Stilton:

Somos los alumnos de 3º B, nos complace comunicarle que ha sido el personaje más leído este año en nuestro cole y, en su honor, vamos a hacerle entrega de un premio, ya que sus libros han sido un éxito total y todos los niños hemos vivido con usted aventuras apasionantes y misteriosas. Sería para nosotros una sorpresa inolvidable si aceptara venir. Pero, ¿cuándo sería? Necesitaríamos tiempo para prepararlo todo.

Un saludo afectuoso:

Los alumnos de 3º B

A los pocos días...éste fue el gmail recibido:

Al leerlo, nos pusimos tan contentos, que saltamos de nuestros asientos y ¡por poco nos desplomamos sobre el techo de 2ºB!.

Los días siguientes fueron de mucho trajín, preparándolo todo: decoración de los pasillos, organización de la biblioteca para una firma de libros, acto de entrega del premio, aperitivo de honor.

¡Y por fin llegó el día que todos esperábamos con gran ilusión!

A las 9:30 horas llegó al helipuerto de Jerez, en vuelo directo procedente de Ratonia, acompañado por su famosa y cremosa hermana Tea, su guardaespaldas Hiena, el inseparable Metomentodo Quesoso y ¡cómo no! su querido sobrinito Benjamín.

Cogieron un taxi a pie de pista y a las 9:40 min ya estaban en la puerta de nuestro cole. Fuimos a recibirlo los encargados de clase, junto con nuestra tutora y la Sra. Directora para darles una calurosa bienvenida.

Nada más llegar al hall, pudo ver frente a sus ojos el gran mural con su imagen que preside el pasillo, le resultó un gesto muy simpático y le gustó mucho.

Enseguida pidió ser conducido a la clase de 3º B por haber sido nuestra la idea de invitarle y...justo cuando estábamos leyendo una de sus historias, dan a la puerta y... ¡allí estaba el mismísimo Gerónimo Stilton en persona! Todos fuimos a achucharlo emocionados, nos saludó uno por uno y después fuimos dando la mano a cada uno de sus acompañantes: Tea estaba guapísima, pudimos ver de cerca los tatuajes de Hiena en sus imponentes bíceps cuando nos daba un apretón, a Metomentodo Quesoso con su característica gabardina y sombrero de inspector, así como al simpatiquísimo Benji, tan elegantemente vestido como su tío con traje y corbata a juego.

A las 10 en punto nos dirigimos todos a la biblioteca para la firma de libros. Allí se había instalado un precioso queso-trono, a cuyos pies fuimos acercándonos uno por uno para que nos firmara nuestros libros, mientras nos iba preguntando cuál era el que más nos gustaba. Quedó sorprendido de todo lo que sabíamos sobre él y sus amigos.

A continuación, recibió con emoción un maravilloso trofeo, diseñado por los propios chicos, en cuya placa se podía leer:

A D.Geronimo Stilton, en agradecimiento por los buenos momentos que nos ha hecho disfrutar con sus ratoaventuras.

En Jerez de los Caballeros, a 28 de abril 2017

Los alumnos de 3ºB

( sus más fieles lectores )

Ellos, por su parte, nos obsequiaron con una edición especial del Eco del roedor, firmado por todos los acompañantes, así como muñequitos réplicas de todos ellos. Además, nos invitaron a visitar Ratonia por vacaciones y prometimos devolverles la visita muy gustosamente.

Después de abandonar la biblioteca tras el emotivo acto, comenzamos un recorrido por todos los rincones decorados con motivo de su visita, incluyendo por supuesto el edificio de Ed. Infantil, donde los peques le entregaron a Tea un preciosísimo ramo de flores.

Y, como broche final, a las 13:00 h nos dirigimos hacia el comedor para ofrecerles un almuerzo privado a él y a sus acompañantes, servido por los alumnos de 3ºB, con un menú degustación consistente en:

-Queso artesano elaborado por la abuela de una niña de la clase.

-Variada degustación de quesos de la tierra: Ibores,Torta del Casar, quesos de la Sierra Suroeste...y ¡cómo no su preferido: queso a la Gorgonsola, hecho traer para la ocasión.

Quedaron encantados y nos agradecieron mucho el detalle, pero lamentablemente a las 14:00 en punto llegó la hora de la partida. Gerónimo y sus acompañantes se emocionaron con las palabras de despedida pronunciadas por un niño y una niña en representación de todos, prometiendo volver a vernos lo antes posible.

Fue una jornada inolvidable y aún nos parece un sueño haber conocido al propio Stilton en persona.

Y vosotros, queridos bocaditos de queso ¿qué pensáis?, ¿fue un sueño o sucedió de verdad?

Días más tarde, se pudo leer en el Eco del Roedor:

VISITA RELÁMPAGO DE GERONIMO A JEREZ DE LOS CABALLEROS.

Recibido con gran entusiasmo por todos los escolares del Centro.